Blogia
PRISMAS

Tus abusos son nuestros abusos

…Tómate las copas, ríe con tus amigos, baila por la calle mientras cantas, sigue sonriendo, pero ¡ten cuidado! suelen haber por ahí asesinos de la paz, cazadores de la alegría, tú no lo sabes, ellos tampoco, pero ahí están, robando alegrías callejeras, van en lujosos autos, o caminando lentamente. No sabes cuándo te pueden sorprender. Si, así son ellos, buscadores de gente feliz, no lo pueden soportar, su misión es robar ese canto y ese baile, ya te lo he dicho, ten cuidado. Se acercarán, te lanzaran de un lado para otro, te golpearan el cuerpo sin saber que te están golpeando el alma. Se plantarán sobre tu estomago sin saber que es a tu esencia a la que pisan, te torcerán los brazos sin imaginar que te están torciendo las entrañas. Así son ellos, tan ingenuos de lo atroz, tan marionetas de la técnica. Te estirarán la piel hasta cansarse, y no intuirán que su cansancio es  el respiro, es la lágrima que empieza a salir de tu dignidad.

Luego vendrán  los ordenadores urbanos, y te tratarán peor que a la basura, te llamarán perturbador y te encerrarán sin motivos, sólo porque ellos quieren un motivo en que entretenerse una noche más; sólo porque aquella tarde-noche tu saliste cantando por las calles y llevabas la sonrisa de lo efímero en tu rostro, pero aquí no, aquí no esta permitido. Aquí estamos todos jodidos, así que te lo repito, ten cuidado, Están en todas partes, y te siguen.

Buscarán tu alegría hasta apagarla y trocearán tu dignidad como puedan; no los dejes. Eres tú, somos todos, tus abusos son nuestros abusos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres