Blogia
PRISMAS

...Los retazos finitos de mi mundo finito...

…Sostengo mis sueños con un hilo de gelatina que el calor de las posesiones  destruye; los renuevo cada día, como renueva sus ilusiones el hombre que vuelve a tirar los dados de sus ansias, y termina en el mismo rincón de miseria en el que estuvo una noche antes. 

La lluvia sigue intentando caer pero no lo consigue, trato de continuar en pie, pero yo tampoco lo consigo. La mirada altiva me penetra, los sonidos del poder me castigan; el viento aprendió dolor y sudor, aprendió y ordenó a su paso lo que quiso. 

Sostengo mis dedos con mi alma más que con mis pies, pero también mi alma busca el exilio a lo incomprendido.

Sostengo un pedazo de mundo que arreglé con mil  retazos, pero los retazos, nos son mas que eso, retazos, un día fueron fuertes y partes de un todo muy sano, pero el paso de los años los debilitó hasta convertirlos en trozos  de otro todo,  ahora  son solo retazos, con pocos días de vida, con pocas fuerzas para seguir.

Los retazos finitos, de mi mundo finito. 

Por fin ha explotado la tormenta, los rayos festejan uno a uno, su llegada, mis dedos teclean una a una las letras que limpian mi interior pero no mi exterior, mientras el cielo se estalla en un grito que casi nadie escucha, igual que nadie escucha el remendado mundo que habitan quienes no me pueden leer, a quienes no puedo escuchar, habitantes de un mundo con retazos mezquinos que la minoría propietaria cose en sus fabricas de miseria, dejando tan solo desolación, generando hambre y desdicha, reproduciendo sus ganas de alcanzar la cima de lo dorado. 

La tormenta se toma un momento para recargar su voz, yo me tomo un instante para querer creer, para querer vencer,                                                                                                         pero es sólo un instante, ya ha vuelto; ya he vuelto….. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres