Blogia
PRISMAS

Rua Rua

Encaminaba la duda de encontrar al silencio, cuando de la nada me apareció una  rana traviesa, que orillándose al rio me susurro en el rúa rúa, : no te olvides del tiempo, ni del hombre que siente, no te encierres en el vertiginoso espacio que miente, descúbrete libre y piérdete siempre, recuerda que el sueño vive del misterio.

Me susurro que la vida suena si la escuchas, me conto que los ángeles viven muy cerca, que dejan huellas que marcan estrellas, me entrego la rana risueña la palabra incierta, como en mil trocitos me escupió con su lengua: “ La lógica del universo se perdió con el tiempo”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres