Blogia
PRISMAS

MANDERLAY

 

 http://www.golem.es/manderlay/pelicula.php

Lars Von Trier /Director y guionista

Habla de la segunda parte de su trilogía acerca de Estados Unidos y de la nueva Grace que encontramos en MANDERLAY.
Es obvio que la actriz que interpreta a Grace influye en el personaje. Escribí el guión pensando en Nicole Kidman. Al no estar ella, el personaje tuvo que cambiar con la actriz. Por ejemplo, me parece genial que sea tan joven porque la testa rudez del personaje es más creíble, también su ingenuidad, aunque todas mis heroínas son unas ingenuas.

¿ Además de decididas?
Desde luego, eso no es nada nuevo.

Es una fábula...
Sí, lo es.

Grace lleva el mismo traje de noche en MAN DERLAY que en “Dogville”, ¿significa eso que quiere que veamos a la misma Grace a pesar de que Nicole Kidman y Bryce Dallas Howard no se parecen en nada?
Sí, es la misma Grace, aunque sea diferente. Es otra versión de la misma Grace.

La Grace de MANDERLAY no tiene las mismas reacciones, es mucho más activa. En “ Dogville”, Grace lo anotaba todo, pero no intervenía hasta el final.
Sí, pero puedo seguir el desarrollo de la primera Grace en é sta. Mi idea es hacer una trilogía con un desarrollo continuo basado en el personaje de Grace. Al final de “Dogville”, tiene cierto poder y anuncia que lo utilizará para hacer del mundo un sitio mejor.

¿ Eso hace en MANDERLAY?
Bueno, ninguno de mis personajes ha conseguido mejorar algo. Pero lo intenta y cree sinceramente en lo que hace.

Si comparo a la Grace de MANDERLAY con George W. Bush y la invasión de Irak, tienen un común denominador: si la democracia no llega por sí sola, más vale implantarla a la fuerza, ¿ qué me dice?
Sí, está claro, la comparación es factible. Se pueden decir muchas cosas de Bush, ¿pero no cree que es sincero y que cree en lo que hace? ¿Por qué iba a engañarnos Bush? Está convencido de que así todo irá mejor. No me cabe la menor duda de que lo cree. Grace también lo cree, desde luego.

¿ Qué mensaje quiere transmitir con MANDERLAY?
No sé, siempre es la misma historia. Para mí hay una novedad en MANDERLAY, otras razas, y eso me gusta. En Dinamarca siempre decimos que no hay problemas de racismo, pero no había negros cuando yo era niño, excepto algún músico de jazz. Desde entonces, el racismo ha alzado su fea cara y es posible que MANDERLAYtambién se refiera a la Dinamarca actual.

La trama se basa en dos cosas. En el prefacio del autor francés para “La historia de O”acerca de unos esclavos libe rados que se morían de hambre y querían volver con su amo porque al menos comerían algo. Cuando él se negó, le mataron. Esta alegre historieta me fascinó. Y también me inspiré en las fotos y conferencias de Jacob Holdt acerca de Estados Unidos.

¿ No tuvo ganas de...?
¿ Enseñar algo al espectador? No lo sé. Puede describirse como una comedia moral, desde luego. Pero también espero que sea ambigua, sobre todo el final. Siempre puedo cubrir me las espaldas con la ambigüedad.

¿ Por qué no hay nadie realmente bueno en MANDERLAY? No hay ni héroes ni heroínas.
La única sería Mam, en todo caso. Hacia el final, casi se convierte en heroína, ¿no cree? Grace debería serlo, pero lo estropea todo siendo tan estúpida e idealista. Le falta prag matismo político, sólo es estúpida e idealista. Y demasiado emocional. No se puede ser así en la vida política, no se llega a ninguna parte.

¿No debemos ser así en la vida real?
¿ Emocionales? Sí, claro. Pero tampoco lleva a ninguna parte, no funciona.

¿ Significa que debemos hacer uso del cinismo?
Sí, si somos humanos pensantes. Hace falta cierto nivel de cinismo para sobrevivir. Estoy en plena terapia contra la ansiedad. La teoría es que el cerebro filtra las sensaciones sensoriales porque no son muy importantes.

Hay un reducido grupo de personas, compuesto por des quiciados y por medio desquiciados con tendencias artísti cas, cuyo filtro no funciona del todo bien. En otras palabras, su filtro no retiene todo lo que carece de interés para la vida humana. A menudo interesan a la gente que tiene buenos fil tros porque les abren los ojos a cosas que no ven. Pero estos artistas, en general, no son personas felices. Si el filtro no funciona bien, no es posible existir correctamente como ser humano.

Siempre pienso que es una de esas personas que alza el listón y que le encanta no saber si será capaz de dar el salto. En “Dogville” lo puso muy alto a pesar de que ignoraba si se seguiría su concepto minimalista. Ahora, con MANDERLAY, vuelve a repetir la misma idea, ¿ qué puede decirme de esto?
No olvide que siempre consigo pasar el listón de un modo u otro. Si no es por encima, me cuelo por debajo. Siempre tengo excusas para hacer lo que hago. Además, esta vez, fui yo quien decidió dónde se iba a colocar el listón, ¿verdad?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres