Blogia
PRISMAS

Angustia

Podría la vida romper a llorar, y enviarme al abismo de donde Salí

Podría el invierno congelarme las arrugas del desconsuelo

Podrían mis uñas arañar algo real, podría mi pelo abrigarme los anhelos de ayer.

Podría entonar una plegaria al creador del optimismo para que se acuerde de mi

Podría sacudir los periódicos y  que volaran sonrisas.

Podría colgarme de la esquina pequeña, del diminuto sonido , de esa vieja campana.

Podría tirar el dado y asumir su sonido y sus puntos.

 

Podría parar la angustia que arrasa la casa, la masa, y al final todo lo pasa.

Pero tampoco esta noche se pone la puta vida a llorar de verdad,

Ni el hielo congela mis arrugas,

Y mis uñas no arañan mas que fantasías, y túneles de humo,

El que invento el optimismo olvido vacunarse contra la muerte, y desapareció.

Por más que sacuda el sangriento periódico, no consigo sacar carcajadas, y  menos sinceras sonrisas.

Esa vieja campana se niega a acogerme, demasiado dolor en su alma, como para juntarlo con el mío.

Tiro el dado cada día, pero cada día me niego a asumir su sonido, sus puntos, su miseria, que no es mas que la mía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres