Blogia

PRISMAS

Volando

Ahora vuelo en: http://palabrasyalas.wordpress.com/ 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Perdiendo mundos

La gente entra y me pregunta por qué esta tan oscuro aquí adentro, por qué soy medio cueva, ¿hace cuánto no como?, preguntan. Yo tardo unos instantes en analizar las preguntas, no he sentido que haya poca luz, ni he sentido hambre, ni frio ni calor, yo estaba en mis viajes, en mis mapas, en mis mundos.

Entonces pienso en esa maravillosa obra de Xavier de Maistre: “Viaje alrededor de mi habitación” ese manifiesto al movimiento desde los recónditos escondites de nuestras entrañas, que debo haber dejado en alguna de mis muchas cajas de esperanzas. Y dice el mismo Maistre en el texto: “He notado, por diversas observaciones, que el hombre está compuesto de un alma y de una bestia. Estos dos seres, son absolutamente distintos, pero tan encajados el uno en el otro o el uno sobre el otro, que es necesario que el alma tenga una cierta superioridad sobre la bestia para poder establecer la distinción”.  Cada uno viaja con su bestia al ritmo que puede, o con ellas, porque yo creo que suelen ser más de una, y cada uno las domestica como puede, o las asalvaja según el gusto.

Cuando la gente entra en mi espacio físico, a mi cueva, y preguntan por qué se esta tan oscuro aquí dentro, pienso en ¿qué me están preguntando?, y cuando vuelvo en mí, lo que respondería por instinto sería, aquí dentro no se está nada oscuro. Pero eso no sería muy políticamente correcto y no daría pie a continuar la conversación con mi interlocutor, así que suelo responder con una sonrisa simple, un: no me había dado cuenta.

Pero meditándolo un poco más, la oscuridad es tan relativa como la luz, porque viajando alrededor del mundo de las palabras, puedes encontrar brutales abismos a la luz y claros destellos a la oscuridad. Entonces, me vienen imágenes de into the Wilde, “La libertad y la simple belleza son demasiado buenas para dejarlas pasar” y pienso que la libertad como la belleza son derechos que se ejercen, porque sin lugar a dudas encontrar la belleza también es una actitud.

Aprendí que viajar es un estado vital que se encuentra sin buscarse, ya sea en una expedición alrededor de la habitación de Xavier de Maistre, a los abismos de nuestros mapas, o en los paisajes de “Into the Wilde”.

La libertad, la belleza, y el viajar, son derechos a ejercer.

La gente que me pregunta por qué se está tan oscuro aquí adentro, es la gente a la que sin yo verlos, están ahí, porque por muchos viajes experimentados, y muchos mundos que perdamos  buscándonos, la felicidad también se ejerce, como dice Christopher al final de la cinta, el sentido está en que “La felicidad solo es real cuando es compartida”.

 

Pies

Pies

 

Pies de algodón de azúcar con escarpines de anhelos

Pies de tierra mojada con hormigas rabia en la mirada

Pies atravesando rojos ríos, corazones fríos

 

Pies de crecer a palo seco, sin protocolos, sin llamamientos

Pies de correrle a la tristeza, la de la muerte

Pies de caerse y romperse, de levantarse y tropezar

 

Pies de buscar con vértigo

De volar sin protección, de nadar sin ancla

Pies de huir, de huir a vivir muerta

 

Pies de encontrar, encontrar el canto, el encanto

Pies de volver al nido, de cotidianas manías compartidas

Mis pies de arena, de hielo, de tierra mojada, de césped recién cortado

Mis pies de nubes, de alas, de VIDA.

 

(Kja)

Buscando miedos

El tiró el dado en la última esquina del miedo, ella lo miró con ansias, se perdieron en un invierno de gemidos, de fulgurantes vacíos, de estremecedores y húmedos amaneceres, sudaron sus tres segundos de alegría y con la primera hoja otoñal, ella entendió que al igual que los te quiero, su problema sería siempre gastar las ilusiones sin complejos. Partió en busca de otros miedos.

Kja

Perro tiempo

Perro tiempo

Vértigo

Vértigo

Efímero

Efímero

No está todo perdido, si aún logramos inclinarnos ante la belleza de lo efímero.(Kja)

 

 

Soliloquio del indviduo (Parra)

Yo soy el Individuo.
Primero viví en una roca
(Allí grabé algunas figuras).
Luego busqué un lugar más apropiado. 
Yo soy el Individuo.
Primero tuve que procurarme alimentos, 
Buscar peces, pájaros, buscar leña, 
(Ya me preocuparía de los demás asuntos). 
Hacer una fogata,
Leña, leña, dónde encontrar un poco de leña, 
Algo de leña para hacer una fogata,
Yo soy el Individuo.
Al mismo tiempo me pregunté,
Fui a un abismo lleno de aire;
Me respondió una voz:
Yo soy el Individuo.
Después traté de cambiarme a otra roca, 
Allí también grabé figuras,
Grabé un río, búfalos,
Grabé una serpiente
Yo soy el Individuo.
Pero no. Me aburrí de las cosas que hacía, 
El fuego me molestaba,
Quería ver más,
Yo soy el Individuo.
Bajé a un valle regado por un río,
Allí encontré lo que necesitaba,
Encontré un pueblo salvaje,
Una tribu,
Yo soy el Individuo.
Vi que allí se hacían algunas cosas,
Figuras grababan en las rocas,
Hacían fuego, ¡también hacían fuego!
Yo soy el Individuo.
Me preguntaron que de dónde venía.
Contesté que sí, que no tenía planes determinados, 
Contesté que no, que de allí en adelante.
Bien.
Tomé entonces un trozo de piedra que encontré en un río
Y empecé a trabajar con ella, 
Empecé a pulirla,
De ella hice una parte de mi propia vida. 
Pero esto es demasiado largo.
Corté unos árboles para navegar, 
Buscaba peces,
Buscaba diferentes cosas, 
(Yo soy el Individuo).
Hasta que me empecé a aburrir nuevamente. 
Las tempestades aburren,
Los truenos, los relámpagos, 
Yo soy el Individuo.
Bien. Me puse a pensar un poco,
Preguntas estúpidas se me venían a la cabeza. 
Falsos problemas.
Entonces empecé a vagar por unos bosques.
Llegué a un árbol y a otro árbol;
Llegué a una fuente,
A una fosa en que se veían algunas ratas: 
Aquí vengo yo, dije entonces, 
¿Habéis visto por aquí una tribu, 
Un pueblo salvaje que hace fuego? 
De este modo me desplacé hacia el oeste 
Acompañado por otros seres, 
O más bien solo.
Para ver hay que creer, me decían, 
Yo soy el Individuo.
Formas veía en la obscuridad, 
Nubes tal vez,
Tal vez veía nubes, veía relámpagos,
A todo esto habían pasado ya varios días, 
Yo me sentía morir;
Inventé unas máquinas,
Construí relojes,
Armas, vehículos,
Yo soy el Individuo.
Apenas tenía tiempo para enterrar a mis muertos,
Apenas tenía tiempo para sembrar,
Yo soy el Individuo.
Años más tarde concebí unas cosas, 
Unas formas,
Crucé las fronteras
y permanecí fijo en una especie de nicho, 
En una barca que navegó cuarenta días, 
Cuarenta noches,
Yo soy el Individuo.
Luego vinieron unas sequías, 
Vinieron unas guerras,
Tipos de color entraron al valle,
Pero yo debía seguir adelante,
Debía producir.
Produje ciencia, verdades inmutables,
Produje tanagras,
Di a luz libros de miles de páginas, 
Se me hinchó la cara,
Construí un fonógrafo,
La máquina de coser,
Empezaron a aparecer los primeros automóviles, 
Yo soy el Individuo.
Alguien segregaba planetas, 
¡Árboles segregaba!
Pero yo segregaba herramientas,
Muebles, útiles de escritorio,
Yo soy el Individuo.
Se construyeron también ciudades,
Rutas
Instituciones religiosas pasaron de moda,
Buscaban dicha, buscaban felicidad,
Yo soy el Individuo.
Después me dediqué mejor a viajar,
A practicar, a practicar idiomas,
Idiomas,
Yo soy el Individuo.
Miré por una cerradura,
Sí, miré, qué digo, miré,
Para salir de la duda miré,
Detrás de unas cortinas,
Yo soy el Individuo.
Bien.
Mejor es tal vez que vuelva a ese valle,
A esa roca que me sirvió de hogar,
Y empiece a grabar de nuevo,
De atrás para adelante grabar
El mundo al revés.
Pero no: la vida no tiene sentido.

 

Como no envidiarte Compañera

Como no envidiarte Compañera

Como no observar tú imponente presencia

Hasta envidiar  tu fulgurante figura

Deseando un poco de tu tranquilidad inquieta

 

Tú que eres grotesca y suave

A ti que te han rozado cientos de vida por el lado

Tu que no te dejas doblegar por el desprecio

Ignorada compañera de la vida

Valiente constructora de cien mundos

 

Como no envidiarte a ti que no temes a las luchas

Que no temes a la duda

Quien como tu pudiese pasiva y agresivamente enfrentar mil guerras

Amiga de la lluvia y la tormenta

Fiel amante de las noches y el insomnio de los astros

 

Como no quererte ¡oh Piedra!

Tu que firmemente te levantas y sutilmente te acuestas

Como no envidiar tus pretensiosos silencios

Añorando  tu prolongado devenir.

 

Imposible es no envidar tú multiformica figura

Como no desear tu insensibilidad prematura

Dime la verdad amiga de las luchas

¿Es tu estoica postura verdadera?

¿O eres sólo una más en nuestra heroica quimera?

 

(Kja)

Piérdase cada día

Piérdase cada día

 

Piérdase en sus recuerdos, en sus hallazgos, en sus miedos

Pierda algo sin importancia cada día

Pierda algo con importancia alguna vez

Piérdase a usted.

 

El tiempo pasará, las arrugas vendrán

Y nada dirá tanto de usted como ¿cuánto perdió?

¿Perdió el miedo a volar?

¿Perdió algo que amaba, algo que odiaba?

¿Perdió algo que anhelaba?

 

Poca gente habrá aprendido, lo que los hacía feliz, sin antes haber perdido

Unos cuantos aprenderán sin perder, pero les costará el doble

Pierda en el juego, en el amor, en la lucha

Pierda la razón

 

Piérdase en las calles

Piérdase de placer

Piérdase entre paredes

Piérdase de emoción

 

Perder y perderse, para encontrar y encontrarse

Soltar y caer, para despegar y volar

Soltar y caer, para creer y crear

Perder, perderse, soltar y caer

He ahí el secreto. He ahí la vida.

 

(Kja 2014)

La memoria

“Todavia era demasiado joven para saber que la memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y que gracias a ese artificio
logramos sobrellevar el pasado.” (Gabo-El amor en los tiempos del colera)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Oficios que matan

Él no había conocido oficio más meticuloso, donde se requiriese tal cautela, no halló jamás algo que necesitase tal cuidado, y voluntad; como el interminable oficio de ignorar lo que se ama. (Kja)

Bicycling

Bicycling

PALABRAS

He aquí una palabra que suena bien, llena de promesas y de certezas, dices metamorfosis y sigues adelante, parece que no ves que las palabras son rótulos que se adhieren a las cosas, no son las cosas, nunca sabrás cómo son las cosas, ni siquiera qué nombres son en realidad los suyos, porque los nombres que les das no son nada más que eso, el nombre que le has dado.(José Saramago, fragmento extraído de Las intermitencias de la muerte)

Love

Love

Foto: Puerto Calpe.

Kangreja photos.

No te detengas

No te detengas

Foto: Kangreja

Modelo: Ryoko en Barna

Texto: Fragmento del poema "No te detengas" erróneamente atribuido a W.Whitman.

Yasmina Reza: En el trineo de Schopenhauer

Yasmina Reza: En el trineo de Schopenhauer

 

Muchas cosas pueden tener sentido y pertinencia, es la vida la que no los tiene, el todo no tiene ningún sentido, pero cada una de las partes por separado, sí. ¿Esta teoría se sostiene filosóficamente? Se sostiene. Es la que mejor se sostiene.

 

En cómo le molesta a la primera protagonista que aparece en el texto, la forma en que su marido golpea fuertemente la mesa, puedo sentir la fuerza de los detalles e identificarme en como los narra,  me gusta que después de callar decida actuar, después de lo que parecen años de silencios incomodos, decida abrir la boca, o los gestos.

“no soporto a la gente que da golpes en las mesas, Serge, quiero decir esa gente que deja caer el antebrazo y el filo de la mano digamos que con intención clarificadora, para precisar o dar peso a sus opiniones, no hay nada más estúpido, me gustan las personas reservadas, quiero decir cuya presencia física es ligera, delicada….”

Me gusta cómo la autora puede pasar de unas líneas a otras, con la sutileza de la monotonía que las cuentas y  los pijamas traen, a la trascendencia sentenciosa de las frases que la autora deja caer:

Siempre queremos otra vida, ¿verdad? Creemos que las cosas que son la vida no son la vida.

Me gusta que la gente cambia, como la más clarificadora alusión de que somos mientras dejamos de ser, me gusta que el marido pase de ser un especialista y enamorado de Spinoza a odiarlo con desfachatez, igual que en mi vida, cuando me atiborro a panes de leche y cereales, o donuts; luego no soporto ni su olor, igual que las grandes pasiones que nos exceden el corazón, nos desbordan a tal medida que acabamos desarrollando una profunda intolerancia a sus aromas.

….ya no puede soportar a Spinoza, toda su vida comentando a Spinoza y ahora no lo puede soportar, y cuando dice ahora no lo puede soportar, entiendo, de repente, como un rayo, por qué, es decir, de repente entiendo quién es Spinoza, al fin y al cabo un chico sin cambios de humor que organizaba combates de arañas y moscas para ver en qué consistía la vida….

Continua

..Abandonado por aquellos  a quien ha dedicado, por decirlo de algún modo, todo su tiempo, como hacen los hombres, Serge, que son absorbidos por sus cargos y no se dan cuenta que el tiempo pasa. Mi marido no tenía ni idea que el tiempo pasaba…

Esta invitación a la duda, me penetra, ¿cuantas veces a la semana alguien nos recuerda que el tiempo pasa?, que los días son largos y los años cortos, ¿cuantos anuncios pseudo-psicologicos inundan las paredes de nuestros cyber espacios? invitándonos a vivir unos días que pasan sin darnos cuenta, y sin embargo, aún seguimos llegando a esa edad peligrosa, sin saber que hicimos durante esos 30 años que nos planteábamos ¿qué mierda hacer con nuestros tiempos?

Durante años tuvimos a Spinoza, ¡Spinoza! ¡pam!¡pam!¡pam!, hoy exaltaciones diversas, drogas y mano blanda. La locura no lo disculpa todo. La vida conyugal nos ha matado, como mata a todo el mundo, y créame, no es la filosofía la que va a venir a echarnos una mano con la vida conyugal.(…) Soy una gran fan de los espartanos, ¿sabe Serge?, gente que no dio nunca la menor oportunidad a la familia, al aletargamiento de la vida sentimental….para mí los espartanos son la flor y nata del género humano.

Qué error fatal poner el amor en el centro del matrimonio, amor y matrimonio no tienen nada que ver, amor y familia no tienen nada que ver, los sentimientos entre un hombre y una mujer, dentro de ese dispositivo, sólo pueden esfumarse.

Ya lo dijo Tolstoi, “todas las familias felices se parecen entre si; las infelices son desgraciadas en su propia manera”; yo reescribo, todos los matrimonios felices son iguales, igual de falsos, igual de desgraciados, igual de rutinarios, y para mi igual de poco envidiables. No entiendo porque la gente me sigue preguntando ¿te casaras? ¿Acaso la gente tiene una necesidad imperante de que todos seamos igual de infelices?

Y la autora continua diciendo lo que primero le pasa por su cabeza, o aparentemente eso siente el lector, y es lo que me seduce del texto; Señor Cohen usted no es el hombre más feliz del mundo, usted miente, usted tiene cien años, le han echado de su casa, se pudre en una residencia de ancianos que llama hogar……

Y es que las cosas hay que llamarlas por su nombre, pero desde que ya nada tiene nombre, la gente le da miedo hablar, y viste su inmundicia de felicidad, su miseria de terciopelo y su soledad de recuerdos. La gente está mal, la gente está triste, la gente está sola, pero ahora se llama estar en fase de autoconocimiento, en tratamiento antidepresivo, en meditación voluntaria.

No se puede decir adiós a las palabras sin cierta tristeza, por otra parte doctora, debería explicarme la fisiología de la tristeza. Oscilo entre tristeza y aburrimiento, la tristeza me sirve para recuperar un poco las fuerzas que el aburrimiento abate inmediatamente…

El texto es rápido, y te va cautivando página a página, te puede gustar más o menos la temática de las diferentes historias, pero lo que está claro es que te invita a posicionarte, y a imaginarte en esa situación.

Piensas que se trata de un optimismo a prueba de bomba. No, no es optimismo, es pesimismo superado, lo que no tiene nada que ver. Me levanto con buen pie. Decidí de una vez por todas que me iba a levantar con buen pie. Y si no me levanto con buen pie, asumo la responsabilidad. Ya verás como cuando te recuperes, adoptas una dietética de la existencia.

¿Qué puede ser más contundente que una mujer golpeando a su marido filósofo, con el boletín de la sociedad francesa de filosofía? pues la autora lo hace con una sencillez casi cómica, más cuando en él, está el texto del marido titulado “Toda esperanza es desgarradora”.

Y es esa presencia en sentimientos tan lejanos y tan cercanos a la vez, la que me ha envuelto en el libro…

…nos arrastramos, es decir me arrastre detrás de ti a ese año nuevo, mientras pensaba en todas las veces que nos arrastramos en silencio, obligados por dios sabe que, en todas esas parejas que se arrastran día tras día, de fecha en fecha, de temporada en temporada…

Porque la gente insiste en vivir arrastrada, porque todos insistimos en arrastrarnos de vez en cuando, como si nos negáramos a aprender que la vida es mucho más que vivir arrodillados. ¿Es acaso un afán incesante, por convencernos de que nuestra vulnerabilidad es la única capa que nos puede proteger de la temida anomia?

¿Quién lo sabrá? después de todo, como dice la autora:

Nadie nace siendo racional y nadie muere siendo racional

Sueña

Sueña

Foto: Calles Barcelona 2013.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Antes de morir.................Yo Quiero........

Dar la vuelta al mundo en bici

Tocar una canción en Saxo

Gastarme todos los te quiero

Encontrar la respuesta para cambiar la pregunta

 

Hacemos nuestro mundo significativo por la valentía de nuestras preguntas y la profundidad de nuestras respuestas.(Carl Sagan)

Para conocer más sobre el proyecto:

http://candychang.com/before-i-die-in-nola/

¿Y tú que quieres hacer antes de morir?

Letters to a Young Poet

"I beg you, to have patience with everything unresolved in your heart and to try to love the questions themselves as if they were locked rooms or books written in a very foreign language. Don’t search for the answers, which could not be given to you now, because you would not be able to live them. And the point is to live everything. Live the questions now. Perhaps then, someday far in the future, you will gradually, without even noticing it, live your way into the answer".  

Rainer Maria Rilke 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres