Blogia
PRISMAS

Hoy empieza todo

Acerca de la película, “Hoy empieza todo”

“Ojalá, todo empiece.”

No queda uno igual después de compartir un amanecer, es inevitable no sonreír con las carcajadas de un bebé cuando da sus primeros pasos, no respira uno igual después de oler las flores, el corazón no se manifiesta de la misma forma tras ver finalizar la función de su obra favorita, no se percibe el ambiente igual al escuchar sólo aquella vieja canción que alguna vez le robo sonrisas en compañía, y me preguntaba...........¿Cómo queda uno después de adentrarse en está película?...porque en mi se han dado una serie de contradicciones a las cuales, difícilmente lograré encontrarles un hilo conductor, pero sin embargo, y en consecuencia con ese grito de esperanza que se percibe a lo largo de toda la película, pues intentaré buscar coherencia en la incoherencia de mis pensamientos.
Si la película buscaba de alguna forma que nos cuestionáramos realidades, lo consigue, y no tanto por la crítica que pueda hacer como por la forma, precisamente eso me ha llamado la atención sobre todo, el hecho se saber narrar los acontecimientos, porque suele ocurrir que por mucho interés que uno tenga en el contenido, si la información no es transmitida por vías que encuadren con el contexto, pues resulta complicado estar atento todo el tiempo.
Cuando me planteo la educación que me gustaría darle a mis hijos, seguidamente me surge el dilema, de si realmente es justo ser egoísta por un momento y traer niños a este mundo¿?¿?¿?¿(dilema que aun no estoy dispuesta a responder)......
Entonces vienen a cuento las preguntas de nuestra cotidianidad sobre esta buena o mala sociedad que históricamente hemos venido construyendo:
¿qué enseñar a nuestros hijos? Y ¿cómo enseñarlo?, seguramente si consiguiéramos un mediano acuerdo en este respecto podríamos disminuir un alto porcentaje de desigualdades producidos diariamente en las aulas de clase.
Y para empezar debemos hacer relación con un contexto nada alentador donde se ponen de manifiesto problemas como la desestructuración familiar, la violencia, el alcoholismo y, por encima de todo, la incomunicación. Un importante cambio de valores, donde el mejor amigo fue sustituido por el televisor, y los libros son más amenos si no los lees, sino que se interpretan desde los videojuegos, así vamos sumando acontecimientos que dan forma a la sociedad de la información, pero no se que tanto a la de la verdadera comunicación.
Y todo esto me lleva a otras tres nuevas preguntas:

¿Qué contexto socio-cultural estamos construyendo para que tenga cabida la educación?
Pues esta postura es fácilmente observable en la película, nuestra sociedad se basa fundamentalmente en la ley de quien tiene, siempre tendrá más, y esta ley es normalmente continua en todos los aspectos de la vida social, vemos niños que no pueden ir a clase porque sus padres viven el desempleo, y en el mejor de los casos el empleo precario, aquellos que logran asistir a las clases no tienen mucha más suerte porque sus necesidades básicas de alimentación, aseo y vestido son apenas cubiertas, por otro lado están aquellos que sufren diariamente malos tratos físicos que evidentemente tienen una carga de daños psicológicos que afectarán todo su desarrollo personal y la concepción que tengan del mundo(de este mundo que los llamó sin ellos pedirlo).
Entonces en este contexto ¿qué desarrollo educativo se puede esperar?......
¿Son conscientes los padres del papel que juegan en la educación de sus hijos?
No quiero tener una postura generalizadora al respecto, pero no puedo evitar, el surgimiento de imágenes muy habituales en las calles, en los mercados, en los parques, dónde uno realmente se cuestiona si los padres evalúan la educación, o las posibilidades que le están ofreciendo a sus hijos. Tampoco creo en el orden jerárquico donde el hijo domine sobre el padre o al revez, todo lo contrario, me parece que lo ideal es una educación en la confianza, y nunca en el miedo, es la hora de empezar a escucharnos, y dejar las “ordenes” de lado, una iniciativa que me llama la atención y me regala alguna esperanza es la del libro “cuando los niños dicen basta” de Francesco Tonucci, me da un motivo para continuar creyendo.
¿Reconocen los profesores los cambios históricos que hoy en día nos deberían situar en igualdad de posiciones y no de jerarquías?
Talvez esta postura es bien concebida en la película en tanto el profesor siempre genera un clima de confianza, y alienta la participación, no se si es por el hecho de ser un contexto infantil que así lo obliga, pero la realidad es que en edades superiores esta no suele ser la norma.
La mayoría del profesorado de muchas instituciones tanto publicas como privadas, siguen transmitiendo sus conocimientos desde un escalón superior, como quien posee una verdad absoluta, y dando poco espacio al dialogo en igualdad de condiciones con sus alumnos, a este respecto el libro de Rafael Feito “Nacidos para perder” tiene mucho que enseñar. Tal y como señala el autor, el conocimiento adopta la forma de un producto y el modelo de aprendizaje es un modelo de fabrica.

Una de las profesoras que aparecen en la película dice textualmente:
“Antes tenía 45 alumnos por clase, pero eran disciplinados y llegaban puntuales y limpios y eso que había pobreza. Ahora tengo 20 alumnos por clase pero la disciplina ha desaparecido, llegan tarde y van sucios, descuidados, cabría añadir, mal alimentados.....¿qué puedo darles?......y se responde... sólo algo de lo que más falta les hace: AFECTO
Es verdad que se ha alcanzado mucho en la sociedad industrial, pero que nadie se engañe mirando realidades en términos absolutos, quizás una de las problemáticas mas grandes y la cual no hemos logrado apalear, es la situación de la familia en esta nueva sociedad postindustrial, es verdad que se mejoro en salud, en vivienda, y se masifico el consumo, pero ¿donde dejamos la necesidad básica del afecto? Solo con mirar el párrafo anterior uno se da cuenta que la educación, como todo proceso social requiere de la conjunción de una serie de componentes para lograr los objetivos propuestos, y necesariamente tener claros esos objetivos. Mientras padres, profesores, y administración no trabajen por realidades que tengan cabida en el imaginario colectivo, esto será como construir en el más caluroso desierto teniendo como materia prima el hielo.
A mi modo de ver no se trata de adoctrinar sino de brindar las justas herramientas para que los individuos puedan “pensar” y no se contribuya constantemente a la reproducción de malformaciones educativas.
Ojalá, todo empiece, o al menos “algo” empiece, y hayan personas que se atrevan a creer y a soñar...(porque como dice el cantautor R .Arjona, “Hacen falta sueños para aferrarse a la realidad”)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Nike Shox Turbo -

To make good use of life one should have in youth the experience of advanced years, and in old age the vigor of youth. (Stanislars I, Polish king)

Creative Recreation -

You introduction is detail, thank you so much material, but why do not you present some reference pics?

New Balance Sneakers -

Love is the greatest refreshment in life. It is a vine that grows into our hearts. If equal affection cannot be in my life, let the more loving be me.

alexandra -

como estudiante en psicologia social,soy capaz de entender con terminos tecnico esta pelicula, me llama sobre manera la atencion como las istituciones que poseen el poder siguen sin hacerse cargo de lo que les corresponde y para lo que realmente estan. Duele tanto mal trato y es un daño que posiblemente muchos no puedan enfrentarlo y superarlo como la madre que termina suicidandose y matando a sus hijos por encontrarse sin salida. Ojala todos tuvieran un poco de este director de escuela, todo seria diferente
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres